Etiquetas

, , , , ,

Carl_Olof_JonssonEn 1977 un testigo de suecia llamado Carl Olof Jonsson, envió a las oficinas principales en Brooklyn una cantidad enorme de material investigado por él sobre cronología relacionada con la Biblia y sobre especulaciones en cronología. Jonsson era anciano de congregación y había estado activo con los testigos de Jehová por unos veinte años.

Como yo mismo había tenido experiencia en cronología, me impresionó la profundidad con la que él había investigado el asunto, además de lo completa y apegada a los hechos que era su presentación. Básicamente Jonsson estaba intentando llamar la atención del cuerpo gobernante sobre la debilidad de los argumentos cronológicos de la Sociedad y que llevan a la fecha de 1914 como el punto que marca el fin de los “tiempos de los gentiles”, mencionados por Jesús y registrado en Lucas 21:24 (llamado “los tiempos señalados de las naciones en la Traducción del Nuevo Mundo).

Para explicarlo con brevedad, los testigos llegan a la fecha de 1914 por el siguiente proceso:

En el capítulo cuatro de la profecía de Daniel, encontramos la expresión “siete tiempos”, los cuales se aplican allí al rey babilónico Nabucodonosor y al período de siete años de locura que éste habría de sufrir (Daniel 4:17,23-33). La Sociedad enseña que estos “siete tiempos” son proféticos de algo mayor, esto es, el período de tiempo que acabarca desde la destrucción de Jerusalén (que de acuerdo a la Sociedad tuvo lugar en 607 antes de Cristo) hasta el fin de los “tiempos de los gentiles”, el cual se entiende como el período durante el cual las naciones gentiles ejercieron dominio “ininterrumpido” sobre la Tierra.

Los “siete tiempos” se interpretan como siete años de 360 días cada uno. Siete multiplicado por 360 nos da 2.520 días. Sin embargo, se hace referencia a otras profecías donde se usa la expresión “un día por un año” (Números 14:34; Ezequiel 4:6). Utilizando esta fórmula, los 2.520 días se transforman en 2.520 años, que van desde 607 antes de Cristo hasta el año 1914 de nuestra era común.

Como se mencionó antes, las enseñanzas actuales de la Sociedad con relación al reinado de Cristo, los “últimos días”, el comienzo de la resurrección y otros asuntos relacionados, están todas enlazadas a este cálculo. Pocos testigos son capaces de explicar la complicada aplicación y combinación de los textos envueltos, pero aceptan el producto final de este proceso y sus cálculos”.

Raymond Franz, Crisis de Conciencia.