Carl_Olof_JonssonEsta pregunta se basa en el concepto erróneo de que debe de haber un solo grupo de cristianos verdaderos que estén separados de todos los demás grupos falsos. ¿Es eso lo que enseña la Biblia?

La respuesta la da Jesús mismo en su parábola del trigo y la mala hierba (Mat. 13:24-30, 36-43). Como muestra esta parábola, Jesucristo plantó la “semilla excelente”–los hijos del reino (versículo 38). Sin embargo, él sabía que “el enemigo” (el diablo) sobreplantaría “semillas”–los hijos del inicuo– entre el “trigo” en el “campo”–el mundo, (versículo 38). Pero él no permitiría que sus siervos recogieran la mala hierba, porque “mientras recojáis la mala hierba, arrancaréis el trigo también. Dejad que ambos crezcan hasta la siega.” (versículos 29, 30)

De modo que, ¿dice algo esta parábola acerca de un solo grupo “auténticamente cristiano”? Bueno, la parábola muestra más bien que no tendría que haber un solo grupo de cristianos verdaderos separados de todos los otros grupos de cristianos falsos. Solo habría cristianos individuales, verdaderos y falsos. Cristianos verdaderos y falsos existirían juntos en el mismo mundo de cristianos, mezclados como el trigo y la mala hierba en el mismo campo.

Note que sería en la “siega”–en la “conclusión del sistema de cosas”, (versículo 39) que los ángeles, no los siervos o seguidores de Cristo, removerían la “mala hierba” del “reino”–el mundo de cristianos–, y juntarían “el trigo” en el “granero” de Cristo.” (Versículos 40-43, 30)

Por más de setenta años, la Sociedad Watchtower ha enseñado que desde 1919 los testigos de Jehová, bajo la supervisión de los ángeles, han estado separando el “trigo” de la “mala hierba” por medio de su obra de predicación, o por usar el lenguaje de otra de las parábolas relacionadas, han estado separando a las “ovejas” de las “cabras.” (Mat. 25:31-46). Pero en 1995, en La Atalaya del 15 de octubre, páginas 22 y 23, la Sociedad finalmente admitió que esa aplicación era incorrecta, explicando que la separación de las “ovejas” y las “cabras” no tendría lugar hasta el día del juício, ¡en la futura venida de Cristo! La realidad es que es así como la mayoría de cristianos han entendido estas parábolas a través de los siglos. (Véa Jonsson/Herbst, La Señal de los Últimos Días, ¿Cuándo?, Atlanta: Commentary Press, 1987, p. 228, nota 35.)

Este cambio doctrinal ilustra una vez más ¡cuán transitoria es la así llamada “verdad” de la Watchtower! Parece que pocos testigos de Jehová se han dado cuenta del importante alcance de esta reinterpretación. Si los testigos de Jehová no han estado “separando a las ovejas de las cabras” durante los pasados setenta años, su actividad de testificar no ha sido tan crucial para la humanidad como se les había dicho que creyeran. Al igual que otros grupos cristianos, ellos han estado atrayendo a su organización “toda clase” de gente, tanto justos como inicuos. (Véa la parábola de la red barredera, Mat. 13:47-51).

La organización Watchtower no solo ha reunido toda clase de gente dentro de su organización, tanto justos como inicuos. También ha expulsado a toda clase de gente, tanto justos como inicuos, contrario al aviso del Amo en la parábola (versículo 29). Ha hecho esto, no solo por medio de expulsar a gente por razones que a menudo han sido muy arbitrarias, sino por medio de rechazar a todos los otros cristianos fuera de su organización y por afirmar ser el único grupo de cristianos verdaderos en la tierra. En ese sentido han ignorado el mandato del Maestro: “Dejad que crezcan juntos hasta la siega.” Solo por esta razón, la organización Watchtower no puede afirmar ser el único grupo verdadero auténticamente cristiano sobre la tierra hoy en día. NO HAY UN GRUPO ASÍ.

Para “probar” que la organización Watchtower es la única organización cristiana sobre la tierra hoy en día, ésta afirma que, “De todos los que afirman que son cristianos, solo los testigos de Jehová se toman en serio la predicación de las buenas nuevas.” (La Atalaya, 1 enero, 1988, pág. 20). Esta declaración se refiere sobre todo a su actividad de puerta en puerta. Pero, ¿prueba el uso de este método específico de predicación que ésta es la única organización cristiana verdadera, mientras que otros grupos que usan otros métodos para llegar hasta la gente con su mensaje no son cristianos?

El hecho es que varios grupos cristianos están creciendo en número de miembros, incluso muchos de ellos crecen más rápidamente que los testigos de Jehová. Las publicaciones de la Watchtower han dado a sus lectores la impresión de que otras denominaciones cristianas y sectas están menguando en número, que las “aguas” de “Babilonia la Grande” están “secándose.” (Rev. 16:12 y 17:15) Pero esa impresión es falsa. Aunque es cierto que la mayoría de las denominaciones cristianas han estado menguando en los países de occidente (y esto es también cierto de los testigos de Jehova hoy día en los países de occidente), ha habido un tremendo crecimiento de cristianos en el mundo durante todo el siglo XX.

Ese incremento ha tenido lugar sobre todo en el tercer mundo. Como dice David D. Barrett, editor de World Christian Encyclopedia (1982), el cristianismo ha llegado a ser la religión más extendida y universal sobre la tierra en este siglo. Se envían alrededor de unos 25.000 misioneros cristianos a varios países cada año. (¡Solo el 0.4 por ciento de estos son testigos de Jehová!) La misma enciclopedia antes mencionada muestra que al principio de nuestro siglo XX, solo había 50.000 protestantes en América Latina. En 1980 había 20 millones, y se estimaba que ese número crecería a 100 millones para el año 2000. En África había alrededor de 10 millones de cristianos en 1900. En los ochenta, el número había crecido a unos 200 millones–¡el 40 por ciento de la población del continente! Ha habido incrementos parecidos en muchos lugares de Asia. En Corea del Sur, por ejemplo, apenas había un cristiano hace unos cien de años. Hoy día, alrededor del 35 por ciento de la población es cristiana.

Uno de los grupos cristianos que más rápidamente ha crecido es el movimiento Pentecostal (Asambleas de Dios). En más o menos el mismo período de tiempo en el que los testigos aumentaron de 0 a 5 millones, ¡los Pentecostales crecieron de 0 a 420 millones! Este aumento ha tenido lugar en todas partes del mundo, incluso en muchas partes del mundo occidental. Hoy día, de los 6 mil millones de personas en el mundo, alrededor de una tercera parte es cristiana.

Por supuesto, es bastante obvio para cualquier observador, que no toda esta gente está compuesta por buenos cristianos. En cumplimiento de la parábola de Jesús, hay mucha “mala hierba” entre el “trigo.” Y los testigos de Jehová no son una excepción.

Todos estos aumentos han tenido lugar, no por el método de puerta en puerta que usan los testigos de Jehová, los mormones o algunos otros grupos, sino por otros métodos. Pero, ¿es el método de predicar lo que hace que cierto grupo sea cristiano? El hecho es que no hay ninguna evidencia -bíblica o de otra clase- que muestre que los primeros cristianos llevaban a cabo alguna clase de actividad de puerta en puerta. Que incluso los miembros del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová están más o menos al tanto de eso, lo muestra Raymond Franz, un anterior miembro del cuerpo gobernante, en su bien documentado libro A la Busqueda de la Libertad Cristiana (Atlanta: Commentary Press, 1991), pages 207-236.

Otro argumento que usa la organización Watchtower para “probar” que es la única organización verdadera es la de que los testigos de Jehová rehúsan matar gente en la guerra. Por supuesto, esto es loable. Pero de ningún modo su posición es la única, y esto es particularmente cierto desde 1996, año en el que la organiación Watchtower decidió que el aceptar el servicio alternativo era ya aceptable. (La Atalaya, 1 mayo, 1996) Varias sectas y denominaciones se oponen a la guerra, como por ejemplo, la Iglesia SDA, los menonitas, los cuáqueros, los cristadelfianos, y varios grupos de la Iglesia de Dios. Pero lo más importante es que hay millones de cristianos INDIVIDUALES por todo el mundo que se oponen a la guerra y que rehusarían matar a otros en la guerra. Han llegado a esa posición, no porque así se lo ha dicho alguna autoridad religiosa, sino porque es su propia decisión.

Otro de los aspectos que se suele mencionar en las publicaciones de la Watctower es el que los testigos de Jehová han sido perseguidos y a veces los han matado en algunos países. Eso es cierto, por supuesto. Quizá la más fuerte persecución de los testigos en el siglo XX, fue la que tuvo lugar durante el régimen nazi en Alemania hace una generación, cuando se enviaron 2.000 testigos a campos de concentración, 203 de los cuales fueron ejecutados y otros 600 murieron en prisión debido a enfermedad, desnutrición y por otras causas. (Anuario de los testigos de Jehová 1974, página 212).

Pero los testigos de Jehová no ha sido el único grupo que ha sido perseguido en este siglo. Los países totalitarios han perseguido amenudo a varios grupos cristianos. En la anterior Unión Soviética, la mayoría e incluso a veces todos los grupos cristianos, fueron prohibidos y perseguidos, y de vez en cuando, miles de cristianos fueron muertos en campañas que tenían el propósito de desarraigar la religión. El 27 de enero de 1996, Vladimir Naumov, jefe de la comisión rusa para el restablecimiento de las víctimas de la opresión política, reveló que el Estado Soviético había perseguido a medio millón de sacerdotes, ¡200.000 de los cuales fueron asesinados durante la época de Stalin! ¡Esto es mil veces más que el número de testigos que fueron ejecutados durante el régimen nazi!

No solo han sido los países comunistas totalitarios, sino también los países musulmanes totalitarios los que han perseguido a cristianos y han prohibido su actividad. Cuando se ha prohibido o restringido la actividad de los testigos por parte de gobiernos totalitarios, normalmente también se ha restringido y prohibido la actividad de otros grupos cristianos, aunque no leemos mucho acerca de ellos en las publicaciones de la Watchtower. De hecho, ¡durante este siglo XX, han muerto más cristianos por su fe que en todos los 19 siglos anteriores! Este hecho se documenta en el libro Lion’s Den (Nashville, Tennessee: Broadman & Holman Publishers, 1997), escrito por Nina Shea, directora de una sección del Freedom House. Por eso, la persecución de los testigos de Jehová en el siglo XX, no ha sido ni mucho menos única o excepcional. Hoy en día, que haya casos de persecución de testigos de Jehová es muy raro, como de hecho reconoció La Atalaya del 1 de diciembre de 1998, pág. 8.

Así es que, ¿quiénes son y dónde están los verdaderos cristianos hoy día? Obviamente, han sido los mismos durante todos los siglos desde los días de Jesús, a saber, aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Señor, su Redentor y su Maestro, y que se pueden encontrar en cualquier tipo de asociación cristiana que pruebe ser de ayuda para que la gente pueda llevar una vida cristiana.

Carl Olof Jonsson