“En las muchas palabras no falta pecado,. mas el que refrena sus labios es prudente”.

– Proverbios 10:19, Versión Valera de 1960.

 CHARLES TAZERussell, que se había llamado a sí mismo “el vocero de Dios,” murió en 1916. Dejó tras sí un legado de profecías, con relación a fechas, ninguna de las cuales resultó como se había predicho. También dejó tras sí miles de seguidores confusos. El libro Luz 1, publicado por la Sociedad Watch Tower en 1930, página 195, describe la situación de esta manera:

Todos los miembros del pueblo de Dios esperaban con júbilo el año de 1914. Cuando llegó ese año y pasó, fue mucha la contrariedad, disgusto y pena de los del pueblo del Señor, y los miembros del Clero los reprocharon en gran manera, poniéndolos en ridículo por cuanto habían ha­blado tanto de 1914 y de lo que entonces sucedería, y porque sus “profecías” quedaron sin cumplimiento.

Con el paso de los años 1914 y 1915, Y el hecho de que no habían sido derrocados todos los reinos e instituciones humanas, ni había tomado el Reino de Cristo las riendas del gobierno terrestre, ni la transición de los ungidos a vida celestial había tenido lugar, ni se había destruido a la “Babilonia la Grande,” tampoco Israel había sido convertido al cristianismo–cosas que supuestamente tendrían lugar para el 1914-serias dudas surgieron entre los adherentes de la Sociedad Watch Tower. Cierto es que la Primera Guerra Mundial había comenzado, pero ésta no resultó en la anarquía mundial predicha.

En octubre de 1916, poco antes de su muerte, Russell, escribiendo en el prólogo de una nueva edición de El tiempo se ha acercado, trató

 

190 CRISIS DE CONCIENCIA

de restarle importancia al significado del error en lo predicho para 1914. Lo que sigue ilustra su modo de abordar la cuestión:

El autor admite que en este libro él presenta la idea de que los santos del Señor pueden esperar estar con Él en gloria al final de los tiempos de los gentiles. Este fue un error natural en el cual caer, pero el Señor lo vetó para bendición de Su pueblo. La idea de que la Iglesia sería recibida en gloria antes de octubre. 1914 ciertamente tuvo un efecto estimulante y santificador en miles todos los cuales pueden alabar al Señor aún por el error. Muchos ciertamente pueden expresarse agradecidos al Señor de que la culminación de las esperanzas de la Iglesia no haya tomado lugar al tiempo esperado; y que nosotros. el pueblo del Señor, tengamos más oportunidades de perfeccionar la santidad y ser participantes con nuestro Amo en adicional presentación de Su mensaje a Su pueblo.

El envolver a Dios y a Cristo con los errores cometidos, presen­tando a Dios como ‘vetando’ ciertas predicciones, provee una muy conveniente forma de escapar el tener que asumir la verdadera responsabilidad por falsamente haber presentado como “fechas de Dios” 1o que no eran fechas de Dios sino simplemente el producto de especulación humana no autorizada. Hasta se le encuentra mérito a las predicciones falsas por “el efecto estimulante y santificador” producido, de manera que uno puede “alabar al Señor-aun por el error.” Esta manera de ver el asunto abrió las puertas para más predicciones falsas con su efecto “estimulante.” Viene a nuestra mente las palabras de Dios por boca del profeta verdadero:

“!Ay de los que están diciendo que lo bueno es malo y lo malo es bueno..1os que están poniendo oscuridad por luz y luz por oscuridad. los que están poniendo amargo 1o dulce y dulce 1o amargo¡ 1

Mientras Russell aún vivía y por algunos años después de su muerte, sus seguidores se mantuvieron esperanzados. Cuando la guerra terminó y los asuntos comenzaron a normalizarse, el paso de cada año provocó más preguntas con relación a la cronología presentada.

Esta es la situación que heredó el Juez Rutherford. (A él, se había elegido como presidente de la Sociedad en enero, 1917, en la reunión anual de la corporación.) Ante él quedaban ahora dos

 

1 Isaías 5:20.

 

Justificación e intimidación 191

alternativas: rectificar, por medio de una admisión franca del error, o tratar de justificar las predicciones de su predecesor. El escogió la segunda de ellas.

Actuando rápidamente para revivir la confianza de los lectores de la Watch Tower si es que en algunos flaqueaba, Rutherford hizo arreglos para un libro llamado El misterio terminado (The Finished Mystery) que se había de publicar en 1917, el año siguiente ala muerte de Russell.

Este libro procuró trasladar al 1918 algunas de las cosas esperadas para el 1914, haciéndolo mediante el trazar un paralelo con el aplastamiento de la revuelta judía por los romanos. La destrucción de Jerusalén por los romanos vino en el 70 de la era común, pero el fin de la lucha no vino sino hasta tres años y medio después, en el año 73 E.C. Así que, la misma cantidad de tiempo se añadió al otoño del 1914, Y El misterio terminado ahora señalaba la primavera del 1918 como una nueva fecha de gran importancia.

Las porciones del libro aquí subrayadas muestran lo que ahora se predijo que había de ocurrir. Al leerlas, nótese el lenguaje usado y pregúntese si es caso de simplemente ‘imaginar cosas que en realidad no están en el libro,’ o si realmente contiene éste predicciones y expectativas que nunca tuvieron cumplimiento:

62 El misterio terminado REV.8

La información presentada en los comentarios sobre Rev. 2: 1 prueba que la conquista de Judea no fue completada sino hasta el día de la pascua judía en 73 A. D., Y a la luz de las escrituras arriba mencionadas, prueba que la primavera del 1918 va a traer sobre la cristiandad un espasmo de angustia mayor que el experimentado en el otoño de 1914. Reexamine la tabla de Dispensaciones Paralelas en ESTUDIOS DE LAS ESCRITURAS, Vol. 2, páginas 246 y 247; cambie el 37 a 40, 70 a 73 y 1914 a 1918,y nosotros creemos que está correcto y que se realizará “con gran poder y gloria.” (Marcos 13:26.) Era enteramente imposible prever si nuestro Señor quería que el 70 AD. o el 73 A. D. fuera el que sirviera de guía para establecer el tiempo en que el estado judío llegara a su fin, hasta después de pasado octubre, 1915. Más aún, hemos visto las señales prometidas, “sobre la tierra angustia de naciones, en perplejidad; desfalleciendo los hombres de temor, y en la expectativa de las cosas que han de venir sobre la tierra,” y tenemos las palabras del Señor de que al haber visto estas cosas “está cerca el reino de Dios,” “a las puertas mismas,” y nuestra “redención se va acercando.” (Lucas 21:25-36; Marcos 13:27-30.) Es posible que 1980 A. D. marque el recogimiento de todo

 

192 CRISIS DE CONCIENCIA

el Israel natural de su cautividad en la muerte. Esto es solo 70 años después del 1910, la fecha en que el Pastor Ressell dio su gran testimonio a los judíos en el Hipódromo de Nueva York. Vea página 551 (1).

Pero si el tiempo de los dolores de parto de la Sión nominal (Isa. 66:8) está señalado a ocurrir en la primavera del 1918, y si ahora estamos a sólo “un día” (un año) del evento que el profeta menciona, ¿Cuál debe ser nuestra expectativa con relación a la experiencia del “rebaño pequeño” mientras tanto?” El dolor de parto simbólico, en la profecía arriba mencionada, es una referencia al gran Tiempo de Tribulación-los dolores de parto que han de venir sobre la iglesia nominal del evangelio, Gran ‘Babilonia,’ de la cual algunos son contados dignos de escapar.

Así que el 1918 había de ver a las naciones de la cristiandad sufrir un “espasmo de angustia” mayor que aquel sufrido en 1914 cuando la Primera Guerra Mundial comenzó. La realidad es que el 1918 vió el fin de la guerra y el armisticio. E1libro también predijo que el resto de los “ungidos” los “últimos de la clase de Elías,” experimentarían su transición al cielo en ese mismo año, tal como lo muestra la página 64:

Cuarenta días después de la resurrección de Cristo su ascensión tuvo lugar. Esto confirma la esperanza de la glorificación de la iglesia cuarenta años (un año por cada día después de despertar del sueño los santos en la primavera del 1878. Los siete días antes del Diluvio pueden representar siete años, desde el 1914 hasta el 1921, en el medio de esta “semana de años” los últimos miembros del Mesías pasarán a través del velo. La clase que compone la Grande Compañía será cortada al fin de esta semana-el hecho de que vemos esta primera mitad de esta semana tan claramente marcada, nos mueve a esperar tres años más de testificación por la clase de la Grande Compañía; porque parece ser que el Padre Celestial efectúa su trabajo por semanas y medias semanas, desde el mismo principio de la creación hasta ahora. El pacto con Abraham, 2045 antes de J.C., estaba a mediados (2081 años a cada lado) entre la caída de Adán, 4127 a. de J.C., y la conversión de Cornelio, 36 AD. La última observancia del jubileo típico de Israel, 626 a. de J.C., estaba a mediados (2500 años a cada lado) del final del Día de Adán, 3127 a. de J.C., y el principio de los Tiempos de Restitución, 1874 A. D. El cautiverio 606 a. de J.C., marca el principio de los Tiempos de los Gentiles, a mediados (2520 años a cada lado) entre el fin del día de 1000 años de Adán, 3127 a. de J.C., y el fin de los Tiempos de los Gentiles, 1914 A. D. El cautiverio, 606 a. de J.C., marca un punto a

 

Justificación e intimidación 193

mediados (3520 años a cada lado) entre la caída del hombre, 4127 a. de J.C., y su completa restauración al favor divino, 2914 A. D. La muerte de Cristo, 33 A. D. estaba a mediados (tres y medio años a cada lado) entre su bautismo, 29 A. D, Y la conversión de Camelia, 36 A. D.

El despertar del sueño de los santos, 1878 A. D, estaba a mediados (tres años y medio a cada lado) entre el principio de los Tiempos de Restitución en 1874 y la terminación de la Llamada Celestial en 1881. Nuestra proposición es que la glorificación del Rebaño Pequeño en la primavera del 1918 A. D. será a mediados (tres años y medio a cada lado) entre el 1m de los Tiempos de los Gentiles y el cierre de la Entrada Celestial, 1921 A. D. .

De la misma manera que la predicción similar con relación al 1881 sufrió fracaso, ésta también falló. El lenguaje más fuerte que se usó quizás fue el que se usó con relación a la predicción de la terrible destrucción que le sobrevendría a las iglesias de la cristiandad y sus miembros en 1918, con sus cuerpos muertos regados por doquier sin sepultar. Las páginas 484 y 485 contienen dos de los varios ejemplos de esta profecía (los números al principio de los párrafos se refieren a textos en la profecía de Ezequiel).

LAS IGLESIAS DEJAN DE SER

24:20,21. Y les dije: La palabra de Jehová vino a mi, diciendo: Di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo profano mi santuario, la gloria de vuestro poderío, el deseo de vuestros ojos, y del cual tiene lástima vuestra alma; y vuestros hijos y vuestras hijas, que dejasteis caerán a espada.-Dios da la razón. Era un cuadro o parábola de 1o que le va a suceder a la cristiandad. Hasta el18 781a iglesia nominal había sido en un sentido el santuario de Dios o su Templo: pero desde entonces y culminando en 1918 El ha estado removiendo de éste, de un sólo golpe o plaga, las doctrinas erróneas y actos divinamente permitidos. La iglesia era la fuerza de la cristiandad, aquello alrededor de la cual su vida giraba, y alrededor de la cual sus instituciones se edificaron. Era el deleite de los ojos de la gente, aquello que todos los cristianos amaban. Aún así, Dios va a hacer manifiesta la profanación que el eclesiasticismo ha hecho de la iglesia cristiana, y va a causar que las organizaciones eclesiásticas se conviertan a Sus ojos como uno muerto, una cosa sucia, que no se debe tocar, o llorar. Y los “hijos de la iglesia” morirán por la espada de la guerra, revolución y anarquía, y por la espada del Espíritu se les hará ver que han perdido toda esperanza de vida en el plano espiritual-que “la puerta esta cerrada. “

 

194 CRISIS DE CONCIENCIA

EL PASTOR RUSSELL MUERTO, PERO HABLANDO OTRA VEZ

24:25, 26. Y tú, oh hijo del hombre, el día que yo arrebate a ellos su fortaleza, el gozo de su gloria, el deleite de sus ojos, y aquello en que tienen puesto su corazón, sus hijos y sus hijas. Ese día vendrá a ti uno que haya escapado para hacértelo oír con tus oídos.- También, en el año 1918, cuando Dios destruya las iglesias a cabalidad y los miembros de las iglesias por los millones, pasará que cualquiera que escape vendrá a las obras del Pastor Russell para entender el significado de la caída de la “cristiandad.”

24:27. En aquel día se abrirá tu boca para con el que haya escapado, de modo que hablarás, y no serás más mudo. Así tú les servirás de tipo; y conocerán que yo soy el Señor.-La voz del Pastor Russell ha sido callada por la muerte; y su voz, hablando comparativamente, está muda comparado con lo que ha de ser. En el tiempo de revolución y anarquía, él hablará, y no estará mudo para aquellos que escapen la destrucción de ese día. El Pastor Russel”será una señal para ellos,” les dirá la verdad concerniente a la designación divina de la aflicción, al ellos consultar su libros, esparcidos en la magnitud de millones por toda la cristiandad. Sus palabras serán un rayo de esperanza sobre ellos, permitiéndoles ver el lado brillante de la nube y mirar al futuro con anticipación al glorioso Reino de Dios que será establecido. Entonces “ellos conocerán el Señor.”

No solo las iglesias de la cristiandad, sino también sus gobiernos habían de sufrir catástrofe y destrucción completa. En la página 513 leemos:

La cristiandad no ha de perdurar 513

31:14. A fin de que ninguno de los árboles junto a las aguas se engría más a causa de su elevación, ni ponga su cúspide entre las nubes; ni confíe en sí mismo a causa de su elevación, ninguno de los que son regados con las aguas: porque todos ellos están entregados a muerte, a la tierra de abajo, en medio de los hijos de los hombres, juntamente con los que bajan al hoyo.-Ningún otro sistema terrenal seguirá su ejemplo orgulloso; porque todos ellos son entregados, como sistemas, a la muerte, a una posición deshonrosa entre lo más bajo de la sociedad.

31:15. Así dice el Señor Dios: En el día que descendió al sepulcro, yo hice hacer duelo; cubrí por él el abismo, y detuve su ríos; y fueron detenidas las grandes aguas; por él vestí de luto al Líbano; y todos los árboles del campo por él se desmayaron.-En el año 1918, cuando la cristiandad como sistema caiga al olvido, (Seol) para ser seguida por repúblicas revolucionarias, Dios causará

 

Justificación e intimidación 195

lamento. El restringirá y postergará por un período breve las amenazantes olas de anarquía. Él causará que las naciones estén de duelo por la cristiandad, y que todos los sistemas hechos por el hombre (árboles) en el mundo (campo) sean debilitados por razón de su caída.-E392, 372.

31:16. Al estruendo de su caída hice temblar las naciones; cuando lo hice descender al sepulcro, con los que bajan al hoyo; y fueron consolados en la tierra de abajo todos los árboles del Edén, los más escogidos y mejores 1Iel Líbano, todos los que eran regados de las aguas.-Dios causará que las naciones sean sacudidas con revoluciones gigantescas, cuando El eche abajo a la cristiandad mundana, cual sistema organizado, cuando la eche al olvido (como El hizo con los judíos en la parábola de Dlves.)

31:17. Estos también descendieron con él al sepulcro, a los pasados a cuchillo; es decir, los que habían sido su apoyo, que habitaban bajo su sombra, en medio de las naciones.-Pero aquellas también serán echadas abajo, al olvido (Seol) (E392, 372), con la cristiandad, como también aquellos que eran su poder, que habitaban bajo su protección entre las gentes.

Todas estas cosas fueron predichas para el año 1918. Ninguna tuvo lugar. Pero el libro también predijo eventos estupendos para el 1920. Las revoluciones gigantescas que habían de comenzar en 1918 tendrían su culminación en 1920 con la desaparición de toda forma de gobierno. (En la página citada, primero los números se refieren a textos en el libro de Revelación). Dice la página 258:

16:20. Y huyó toda isla.-Aún las repúblicas desaparecerán en el otoño del 1920.

y los montes no fueron hallados.- Todo gobierno de la tierra

pasará, será tragado por la anarquía.

16:21. Y cayó sobre los hombres.-Griego “Los Hombres,” los adoradores de la bestia y su imagen, es decir, el clero.

Un enorme granizo del cielo.-Verdad, comprimida, llegando con fuerza aplastadora.

Cada piedra como del peso de un talento.-113 libras [51,1/4 kilos] (Mal.3:10.) Otra vista del séptimo tomo de Estudios de las Escrituras, según les parece a 1os adoradores de la bestia y su imagen, se encuentra en la última de las plagas egipcias, la muerte del primogénito, Éxodo capítulos 11 y 12. Tan pronto como esta plaga vino, los egipcios, desde Faraón para abajo, estaban ansiosos de aligerar la partida de los cautivos, y dispuestos a entregar todas las joyas de plata (la Gran Compañía) y las joyas de oro (el Rebaño Pequeño). En conexión con la declaración “no había casa donde no hubiese un muerto,” se admite que si alguna secta fue pasada por alto

 

196 CRISIS DE CONCIENCIA

en la lista citada en los comentarios de los capítulos 8 y 9 de Rev. fue una omisión no intencional y será corregida en ediciones futuras. Los tres días durante los cuales las huestes de Faraón persiguieron a los Israelitas en el desierto representan los tres años desde 1917 hasta 1920 tiempo en el cual todos los mensajeros de Faraón serán tragados en el mar de la anarquía. Las ruedas se separarán de sus carruajes–organizaciones.

Así que, hasta aquellos elementos radicales que habían de producir las revoluciones en la cristiandad en 1918 y dar nacimiento a gobiernos laboristas y socialistas, presenciarían el fallecimiento de esos mismos movimientos. Esto sería así, porque tal como esos mismos movimientos habían de producir la caída de los gobiernos de la cristiandad, así ellos mismos habían de ser derrocados por los anarquistas en 1920:

542 El misterio terminado EZEQ.35

sobre el ec1esiasticismo y la cristiandad con ira y furia y con envidia combinada con odio, así Dios le hará al orden de cosas Socialista, laborista. De la misma manera que ellos ayudaron a destruir la cristiandad, los anarquistas los destruirán a ellos.

35: 13 Y os habéis engrandecido contra mí con vuestra boca, y habéis multiplicado vuestras palabras contra mí; yo lo he oído.

-El movimiento Socialista y movimientos emparentados, mientras hablan salvajemente contra el capitalismo, y tapadamente contra la cristiandad, en realidad han estado hablando en contra de un orden permitido por Dios, y en el cual Dios estaba-al habitar, por medio de su Espíritu Santo, en los cristianos en esos sistemas. Al expresar su determinación de guiar al mundo fuera de la oscuridad de las condiciones económicas, sociales y políticas malignas, ellos sin darse cuenta se jactan contra Dios al presumir hacer lo que Dios planeó previamente lograr por medio de su fiel iglesia, y lo cual es imposible que se logre por una agencia de menor valor, Dios no pasará por alto las palabras de los Socialistas, sindicalistas, laboristas, etc. Ellas oirá, y las recordará para darles justas recompensa.

35:15 Como te alegraste de la casa de Israel, porque fue desolada, así haré yo contigo; tu serás desolada, oh serranía de Seir, y toda Idumea; sí, toda ella: y conoceréis que yo soy Jehová.-De la misma manera que los apóstatas de mente camal de la cristiandad, aliándose con los radicales y revolucionarios,

 

Justificación e intimidación 197

se regocijarán de la herencia de desolación que le vendrá a la cristiandad después del 1918, así hará Dios a la organización revolucionaria exitosa; ésta será completamente desolada, “sí, toda ella.” Ningún vestigio de ésta sobrevivirá los estragos de la anarquía mundial completamente embarcadora que vendrá en el otoño del 1920. (Rev. 11:7-13.)

“Anarquía mundial, completamente abarcadora que vendrá en el otoño del 1920.” A pesar del lenguaje extraordinario y conmovedor y lo categórico de las afirmaciones, nada de esto sucedió. Como con el 1914, las nuevas fechas de 1918 y 1920 pasaron sin el predicho “espasmo de angustia” de la cristiandad, sin el derrocamiento de sus gobiernos, sin la destrucción de sus iglesias, sin la transferencia de los ungidos al cielo.

En lugar de esto, el 1918 encontró al presidente Rutherford y seis otros oficiales prominentes de la Sociedad enjuiciados y sentenciados a prisión bajo cargos de tiempos de guerra, acusados de que el libro El misterio terminado y otras publicaciones contenían declaraciones sediciosas. Al año siguiente, 1919, se les dejó libres y exonerados de todos los cargos.

Así que, estaban libres para observar el 1920, año en que, para el otoño, todas las repúblicas y “todo reino de la tierra” serían “tragados por la anarquíá” según el libro El misterio terminado. Para ese año, sin embargo, nuevas predicciones se desarrollaron y se proclamaron. Sin esperar que siquiera pasara el año de 1920, una nueva fecha se presentó ahora para que fuera esperada con anticipación.

“MILLONES QUE AHORA VIVEN NO MORIRAN JAMAS”

Yo no envié a los profetas; no obstante, ellos mismos corrieron. Y o no hablé; no obstante, ellos mismos profetizaron.” -Jeremías 23:21.

En 1920, el presidente de la Sociedad Watch Tower, Rutherford, publicó un folleto titulado Millones que ahora viven no morirán jamás. Esa frase llamativa se usa aún hoy por la organización. En aquel entonces, sin embargo, fue la base para una nueva predicción que el presidente de la Watch Tower había desarrollado. La base para la afirmación de que millones que entonces vivían jamás morirían, descansaba ahora en una nueva fecha: 1925. Note lo que las partes subrayadas del folleto, en las páginas 88, 89, 90 y 97, dicen con relación a ese año.

 

198 CRISIS DE CONCIENCIA

88 Millones que ahora viven no morirán jamás

Un cálculo sencillo nos trae a este hecho importante: Setenta jubileo s de cincuenta años cada uno sería un total de 3500 años. Ese período de tiempo que empezara 1575 antes del año 1 A.D. por necesidad terminará en el otoño del año 1925, en cuyo tiempo el tipo terminará y el gran antitipo tiene que comenzar. ¿Qué, entonces, debemos esperar que acontezca? En el tipo debía haber una completa restauración; por lo tanto el gran antitipo debe marcar el principio de la restauración de todas las cosas. Lo primordial a ser restaurado es la raza humana a la vida; y dado que otras escrituras definitivamente fijan el hecho de que habrá unaresurreción de Abraham, Isaac, Jacob y otros fieles de antaño, y que éstos serán favorecidos primero, podemos esperar que el 1925 presencie el retorno de los hombres fieles de Israel de la condición de muerte, siendo resucitado s y completamente restaurados a perfecta humanidad y hechos representantes legales visibles del nuevo orden de cosas en la tierra.

Una vez establecido, el reino del Mesías, el gran Mesías siendo constituido por Jesús y su iglesia glorificada, ministrará a la gente las bendiciones cuya llegada se ha anhelado y esperado y pedido en oración por largo tiempo.

__________________________________________

Millones que ahora viven no morirán jamás 89

GOBERNANTES TERRENALES

Como ya hemos declarado, el gran ciclo del jubileo está para empezar en 1925. En este tiempo la fase terrenal del reino será reconocida. El apóstol Pablo en el capítulo once de Hebreos menciona una larga lista de hombres fieles que murieron antes de la crucifixión del Señor y antes del comienzo de la selección de la iglesia. Estos nunca podrán formar parte de la clase celestial; no tienen esperanza celestial; pero Dios les tiene algo bueno deparado. Ellos serán resucitados como hombres perfectos y serán los príncipes y gobernantes en la Tierra, de acuerdo a lo prometido. (Salmo 45: 16; Isaías 32: 1; Mateo 8:11) Por lo tanto podemos confiadamente esperar que 1925

 

Justificación e intimidación 199

marcará el regreso de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles profetas de antaño, particularmente aquellos mencionados por el apóstol en Hebreos capítulo once, a la condición de perfección humana.

_________________________________________

Millones que ahora viven no morirán jamás 97

Basado en los argumentos hasta aquí presentados, entonces, de que el viejo orden de cosas, el viejo mundo, está terminando y por lo tanto se está yendo, y que el nuevo orden está viniendo, y que el 1925 marcará la resurrección de los fieles de antaño y el principio de la reconstrucción, es razonable concluir que millones de personas ahora en la tierra estarán todavía en la tierra para el 1925. Entonces, basados en las promesas expresadas en la Palabra divina, debemos llegar a la positiva e indisputable conclusión de que millones que ahora viven no morirán jamás.

Por supuesto, esto no significa que todo el mundo vivirá; pues algunos se negarán a obedecer la ley divina; pero aquellos que han sido inicuos y que vuelven a la justicia y obedecen la justicia vivirán y no morirán.

Esto dio base para lo que se llamó la “Campaña de los millones,” un esfuerzo mundial por un período de dos años para llamar atención al mensaje del folleto. Como el libro Los testigos de Jehová en el propósito divino dice, “se erigieron grandes carteleras en todas las ciudades grandes con letras grandes que clamaban: ‘Millones que ahora viven no morirán jamás. ‘”

La publicidad se reforzó con anuncios en los periódicos. Todos los discursos públicos presentados por los representantes de la Sociedad Watch Tower enfocaron este tema.2 La Sociedad Watch Tower narra estos rasgos de la tremenda campaña mundial. Aún hoy, ocasionalmente emplea el lema: “Millones que ahora viven no morirán jamás.” Lo que no informa a sus lectores es que la base primaria y razón tras la afirmación “Millones que ahora viven no morirán jamás” descansaba en las predicciones con relación al 1925, predicciones que probaron ser totalmente falsas.

2Los testigos de Jehová en el propósito divino. pp. 99, 100, 106.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

200 CRISIS DE CONCIENCIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Justificación e intimidación 199

202 CRISIS DE CONCIENCIA

En 1921, Rutherford publicó su primer libro, El Arpa de Dios. Este reafirmó la fe y confianza de la Sociedad en el 1799 como el principio de los “últimos días” y en el 1874 como el tiempo en que Cristo comenzó su “presencia invisible.” Note como los desenvolvimientos mundiales distintivos de aquellos días se usaron como testimonio “indisputable” para sostener tales fechas:

  1. El Arpa de Dios

399 No se propone’ este libro, entrar en detalles de la Cronología Bíblica. Todo aquel que busque la verdad, encontrará este tema detalladamente expuesto en los, tomos Il y IIl de los_”estudios, de las Escrituras”. Nuestro objeto ahora es llamar la atención acerca de algunas fechas importantes y luego, ver cuantas profecías se han cumplido, durante los limites de esas fechas. La cronología, hasta cierto punto a 1o menos” depende de cálculos exactos, y siem­pre, hay la posibilidad de un error. La profecía cumplida. Es la consignación de hechos físicos que en realidad existen y que es­tán fijados de una manera definida. Los hechos físicos no se con­tradicen, Son testigos silenciosos’ cuyo testimonio tiene que acep­tarse como indiscutible,

400 Encontramos aquí dos fechas, .las, cuales no debemos’ con­fundir, antes, bien “mantener, claramente diferenciadas. Estas fe­chas son: el comienzo de “el tiempo del fin” y ,el tiempo de “la presencia del Señor,_El tiempo del fin” es un período de tiempo que abarca desde el año 1799 E. C” ya indicado, hasta el tiempo en que el imperio de Satanás sea por completo derrocado y se establezca el reino del Mesías. El tiempo de la segunda presencia se cuenta desde1874-;-según lo indicamos. “El segundo periodo según se ve, está comprendido dentro. de los 1imites__del primero y forma la ú1tima parte de. ese período “el tiempo del fin”.

_______________________________

404 Desde ese tiempo en adelante ha habido un aumento correspondiente de conocimiento en tonos los ramos de la ciencia y en to­dos los ramos del saber humano. La escuela pública, siempre difi­cultada por el Papado, ha sido un medio de educación ‘general y aumento de conocimiento a la gente de todas las clases sociales. Por todas partes del mundo se han inaugurado colegios y Univer­sidades. Con el aumento de conocimiento en los varios ramos del saber humano, ha venido aparejada una gran cantidad de inven­tos útiles y que ahorran energía humana y de los cuales ya el hombre saca grandes beneficios.

405 Antes de 1799, los medios de transporte eran tales. Que no podía viajarse en un día más que una corta distancia. Se viajaba en carros tirados por bueyes o cabal1os, y a pie: Si se viajaba por mar había que ir en buques de vela que alcanzaban pequeñas, ve­locidades,’ En ,1831 se inventó la primera locomotora de vapor, y es tanto el adelanto que se ha 1ogrado en este ramo, que ahora puede uno viajar. por casi todo el mundo en ferrocarril a una ve­locidad considerable. Mas tarde vinieron las locomotoras eléctricas, y los carros Con motores eléctricos y de gas. El resultado ha sido el de que hoy día. y en todas partes, se viaja en gran escala. No es algo fuera de 1o ordinario viajar a una velocidad de 75 a 100 millas por hora, siendo cierto esto especialmente en lo que al aeroplano se refiere, Invento también moderno.

 

Justificación e intimidación 203

406 El Profeta de Dios designa ese mismo tiempo como “el día de la preparación,” En Nahum, 2: l-6, el Profeta tiene la visión de un ferrocarril. Viajando a gran velocidad, y lo señala como otra manifestación indicadora del día de preparación para el establecimiento del reino de Cristo.

407 En 1844 se inventó el telégrafo, Y más tarde el teléfono, Estos inventos en sus principios requerían el empleo de alambres para enviar mensajes a todo lo ancho de la tierra, por medio de la electricidad, Ahora, sin embargo, ya no se necesitan los alam­bres, sino Que, mediante ciertos aparatos, los mensajes se mandan por el aire.

408 Este gran aumento de conocimiento, y el mucho ir y venir de la gente a varias partes del globo, es sin duda en cumplimiento de la profecía. Y es un testimonio de” el tiempo del fin”, Estos hechos físicos son indiscutibles, y son suficientes para convencer a toda mente razonable, que desde 1799 nos encontramos en el “tiempo del fin,” .

409 La última parte del “tiempo del fin”, se designa por Jesús como la siega, según sus palabras: “La siega es el fin del mundo, (edad o siglo)”. Hizo saber que para entonces él se hallaría pre­sente. A partir de 1874, empieza la parte final de “tiempo del (edad o. siglo),” Hizo saber que para entonces él se hallaría pre­sencia del Señor. El apóstol Pablo enumerando muchas de las cosas que hizo el pueblo de Israel, declara: “Fueron escritas para admonición nuestra, a quienes han llegado los fines del mundo (edad)” (1 Corintios, 10: 11), Es de presumir, por lo tanto, que estas cosas serían entendidas al “tiempo del fin“.

410 El ejemplo de que se vale el Señor, del sol que sale en Oriente y alumbra hasta Occidente, lo cual decía habría de ocurrir en el tiempo de su presencia, es otra prueba de que en dicho tiempo ha de haber aumento de luz, y esto, conforme a la profecía, se ha. realizado, Las clases obreras siempre han estado piso­teadas y mantenidas en ominosa sujeción por los príncipes finan­cieros, eclesiásticos y políticos. Fue en el año 1874, fecha de la segunda presencia del_ Señor, cuando se formó la primera organización obrera del mundo, desde entonces en adelante ha habido un maravilloso aumento de luz, luz, y los hallazgos; inventos y descubrimientos han sido tan numerosos, que no se pueden contar: sólo

mencionaremos como, otra manifestación de la presencia del Señor, algunos de los que su han dado a conocer y han sido utilizados desde el año 1874: Aeroplanos, aluminio, arados de disco, automóviles, bicicletas, cajas registradoras, carburo de calcio, celuloide, cinematógrafo, cirugía aséptica, dinamita, el canal de Panamá, el Plan Divino de las Edades, el Polo Norte, El Polo Sur, Escaladores, escuelas por correspondencia, ferrocarriles eléctricos, .ferrocarriles subterráneos, fonógrafos, gas para alumbrado, gramófonos, radiotelegrafía y telefonía, linotipos, máquinas para coser zapatos, monotipos, motores de gasolina, motores de inducción, pasteurización, pólvora sin humo, radio, radiografía, rayos X, semáforos para ferrocarriles, separadoras de crema, soldadoras eléctricas, submarinos, teléfonos, tintas artificiales para teñir etc…

 

204 CRISIS DE CONCIENCIA

Note en particular, que después de describir el desarrollo de cosas tales como las Sociedades Bíblicas, el aumento de colegios y universidades, los modos de transporte que usan vapor, electricidad y gasolina; el telégrafo y el teléfono—todo originando un gran incremento en el conocimiento y la movilidad-el libro en la página 239, dice: .

Estos hechos físicos son indiscutibles, y son suficientes para convencer a toda mente razonable, que desde 1799 nos encontramos en “el tiempo del fin.”

Aquello que es “indiscutible” lógicamente es infalible. La palabra “infalible” no se emplea-pero para todo intento y propósito la afirmación se hace. Y si algunos tuvieran alguna duda, o no estuvieran convencidos, bueno, éstos simplemente no caen en la categoría de los que tienen una “mente razonable.” Esto también es intimidación intelectual, un arma que la verdad sólida no necesita usar.

A pesar de cualquier efecto “estimulante y santificador” que estas nuevas predicciones y vigorosas afirmaciones sobre fechas viejas pudieran haber tenido, al llegar el año 1922, con el 1914 ya ocho años en el pasado, la confianza que muchos habían depositado en las profecías fechadas de la Sociedad se estaba esfumando. Los métodos a los cuales las oficinas centrales de la organización recurrieron para vencer este problema resultan reveladores. Estos mismos forman un patrón visto otra vez en tiempos recientes desde el 1975.

En lugar de moderar sus afirmaciones con relación a sus interpretaciones, o asumir un punto de vista más modesto de su propia autoridad, la organización se hizo aún más insistente en cuanto a la conformidad, y las alegaciones de la exactitud de su cronología se hicieron más dogmáticas. “Lealtad” a las enseñanzas del “siervo fiel y sabio” (término que en aquel entonces se argüía que aplicaba definitivamente al Pastor Russell) era la consigna. Aquellos que cuestionaban la cronología basada en sus enseñanzas (cronología que a su vez estaba basada en las enseñanzas de N. H. Barbour, John Aquila Brown y otros) se describían, no sólo como carentes de fe, sino también demasiado impresionados con su propia sabiduría, siendo orgullosos, egotistas, ambiciosos, soberbios, engañados por ­el adversario, y culpables de repudiar al Señor. Poner algún peso en el testimonio de historiadores de la antigüedad en contradicción a las fechas de la organización, era lo mismo que poner confianza en los “agentes del imperio de Satanás.”

 

Justificación e intimidación 205

Si esto parece difícil de creer, considere las declaraciones hechas en la Watch Tower en una cascada continua de artículos durante el 1922 y 1923. Nótese el repetido uso de términos como “indisputable”, “correcto fuera de toda duda,” “divinamente corroborado,” “absoluta e indiscutiblemente correcto,” “indisputablemente establecido,” “certeza probada,” “de origen divino,” etc.-términos aplicados a toda la trama cronológica, incluyendo al 1799 (el comienzo de los últimos días), 1874 (el comienzo de la presencia invisible de Cristo), 1818 (el comienzo de la resurrección de los ungidos), 1881 (el tiempo cuando Russell fue nombrado el mayordomo del Señor), así como también al 1914, 1918 ya la fecha profética más reciente, 1925, catalogada como teniendo ‘tanto apoyo de las Escrituras como el 1914.’ Para conveniencia del lector, se han subrayado ciertas secciones.

De la Watch Tower del 1º de marzo de 1922:

EL TIEMPO DE LA COSECHA

Jesús dijo que esta época terminaría con una cosecha, durante la cual él estaría presente, y que entonces él enviaría a sus mensajeros a recoger a sus escogidos. (Mateo 13:24-30; 24:31) Es de esperarse que el Señor tendría algún testigo en la tierra al tiempo de la cosecha para anunciar el hecho de su presencia y de la cosecha. Aquí hay evidencia circunstancial adicional que sirve como prueba conclusiva; algunos hechos físicos que hablan más fuerte que palabras audibles, a saber: Fue el hermano Russell quien anunció el tiempo de la cosecha y la presencia del Amo de la cosecha. Fue él quien primero salió por todo el territorio clamando, ‘La cosecha ha llegado; vayan al campo y laboren.’ Y miles de otros tomaron la consigna y se unieron en la proclamación del mensaje.

Jesús claramente dijo que en el tiempo de su presencia él tendría un siervo fiel y sabio a quien él usaría para dar alimento al debido tiempo a la familia (de la fe). Todo aquel que hoy tiene conocimiento del plan divino de las edades tiene que contestar verdaderamente que él derivó este conocimiento por el estudio de la Biblia en conexión con lo que el hermano Russell escribió; que antes de esto ni siquiera sabía él que Dios tenía tal plan de salvación. Toda persona que hoy se regocija en la luz de la verdad de la Palabra de Dios se da cuenta que Dios le trajo esta verdad, revelándola por medio del ministerio y trabajo empezado por el hermano Russell poco después de la presencia del Señor.

 

206 CRISIS DE CONCIENCIA

Bajo el encabezamiento “Sabio para con Dios” (refiriéndose a Russell), el artículo habla con desdoro de aquellos que “creen poseer mayor sabiduría que otros” y dice que es típico de éstos “hacer declaraciones en forma dogmática.” Unos párrafos más adelante comienza a presentar los “hechos indisputables” acerca del 1799 y el 1874. Lo que es “dogmatismo” en otros se considera “convicción sincera” cuando se practica por los escritores de la revista.

SABIO PARA CON DIOS

¿Era él sabio? Como el mundo entiende esta palabra, particular­mente como se define por el clero mundano, él no 1o era. Y a Dios las gracias de que él no 1o era. De haber poseído él sabiduría mundana, como la que usan sus difamadores, el Señor nunca 1o hubiera usado. Tómese nota que estos llamados educados clérigos 1o acusaron de no saber griego ni hebreo. Tal acusación es verdad. Los hechos han demostrado fuera de toda duda que la mayoría de hombres que poseen un conocimiento del griego y el hebreo se toman a sí mismos muy seriamente. Ellos empiezan a pensar que saben tanto que creen que deben presentar algo asombroso para trastornar 1o que otro haya hecho. Ellos se alejan del camino del Señor y se apoyan en su propio entendimiento, en contra de la Palabra de El. (Proverbios 3:5, 6) Al hablar y escribir ellos, de costumbre utilizan frases que la mente ordinaria no puede aprehender; y esto ellos 1o hacen esperando engrandecer su propia sabiduría a los ojos de los demás. Porque ellos piensan que tienen más sabiduría que los demás hacen declaraciones de manera dogmática, respectivamente de 1o correcto o incorrecto de éstas, confiando que sean tragadas por otros que no pueden sondear esta supuesta sabiduría.

______________________________________

Los hechos indisputables, por 1o tanto, muestran que “el tiempo del fin” empezó en 1799; que la segunda presencia del Señor comenzó en 1874; que la cosecha siguió después y mayor luz ha sido arrojada sobre la Palabra de Dios. En conexión con esto, entonces, notemos las palabras de Jesús: “¿Quién, pues, es el siervo fiel y sabio, a quien su señor ha puesto sobre su familia, para darles el alimento a su tiempo? Bienaventurado aquel siervo, a quien su señor cuando viniere le hallare haciendo así!”

Dos meses más tarde el número del 1º de mayo de 1922 continuó la campaña para desarraigar toda inclinación a poner en tela de juicio las enseñanzas de la organización, y esto, usando la misma táctica:

 

Justificación e intimidación 207

FRUTOS DE LA AMBICION

De vez en cuando surge alguien que, por un tiempo al menos, ha estado siguiendo al Señor y que posee una medida de belleza de mente y carácter, y tal vez de persona-uno que se toma a sí mismo con demasiada seriedad. El logra convencerse que ha sido nombrado por Dios para velar sobre las cosas divinas y guiar al pueblo de Dios fuera del desierto. Al seguir esta senda, él está convencido en su propia mente que el Señor cometió un error al escoger al hermano Russell como tal siervo; y esta duda lo lleva más tarde a la conclusión de que el hermano Russell no era “tal siervo” después de todo. El comienza a poner en tela de juicio lo que el hermano Russell escribió, y así se expresa. Ahora él no presta atención a las palabras del Señor que dicen: “Confía en el Señor con todo tu corazón; y no te apoyes en tu propio entendimiento. Teme presente en todos tus caminos y él dirigirá tus senderos.”

Así que, desatendiendo esta admonición, y siendo llevado por la influencia sutil del adversario, él se convence a sí mismo que es su deber solemne desechar todas las cosas que el hermano Russell enseñó y guiar a la iglesia al camino correcto. Prepara un manuscrito y representaciones gráficas para sostener sus puntos y presentarlos. Al presentar sus puntos a otros y ser amonestado de lo incorrecto de éstos, él toma la posición de que esto quiere decir que los demás no desean permitir que su luz brille, y él desatiende el consejo de ellos. Tan convencido está él de que todo esto debe enseñarse a las gentes y que lo hasta ahora enseñado tiene que ser descartado, que él comienza la publicación de sus pensamientos y los manda a los consagrados. Sus argumentos parecen creíbles a aquellos que sólo hacen un examen superficial, y especialmente a aquellos que han olvidado lo que se les enseñó. La duda surge así en la mente de algunos que leen tales cosas. Este es el momento de prueba.

La lealtad a las enseñanzas de la Sociedad, recibidas de Russell, se ponía a la par con la lealtad debida a Dios y a Cristo. El repudiar las enseñanzas de Russell, era negar a Cristo. Esta asombrosa pretensión se expresa claramente en el mismo número de la Watch Tower:

Jesús claramente indicó que durante su segunda presencia él tendría en su iglesia un siervo fiel y sabio, por medio de quien él daría el alimento al debido tiempo. La evidencia concerniente a la segunda presencia del Señor, el tiempo de la cosecha, y que el cargo “del siervo” ha sido ocupado por el hermano Russell, es abrumadora. De

 

208 CRISIS DE CONCIENCIA

ninguna manera es esto adoración de hombres. No importa quién era Charles T. Russell – si médico, o ayudante de albañil o vendedor de camisas. San Pedro era pescador; San Pablo un abogado. Todo esto es inmaterial. Lo importante es que estos hombres fueron vasos escogidos por el Señor. Prescindiendo de la ocupación temporera terrenal del hermano Russell, 1o importante es, que él era el siervo del Señor. Entonces pues, repudiarlo a él y su trabajo es equivalente a repudiar al Señor, bajo el principio aquí enunciado.

Esta línea de argumentación fue la misma que llegó a usarse medio siglo después, en el decenio de 1980, al condenar a personas que se tildaban de “apóstatas.” Como ahora, asimismo entonces, la cronología fue un factor principal, hecho una “Prueba de fe” para determinar lo genuino del cristianismo de uno. Este mismo número de la W atch Tower también advirtió que el dudar del sistema de fechas de la Sociedad, incluyendo 1799,1874, 1914 Y 1925, eventualmente conduciría a “repudiar a Dios y a nuestro Señor Jesucristo y la sangre con la cual hemos sido comprados.” Decía así:

Nuevamente el momento de la prueba está aquí. Esta ahora tiene que ver con la cronología. Y siguiendo esta dirección, se encontrará que el camino de la duda y la oposición llevará a uno a dudar de la segunda presencia del Señor, el tiempo de la cosecha, el cargo de “el siervo” y aquel que 1o ocupó, las evidencias del fin del mundo, la inauguración del reino, 1o cercano de la restauración del hombre, y finalmente nos llevará a repudiar a Dios ya nuestro Señor Jesucristo y la sangre con la cual hemos sido comprados.

Ahora, número tras número, enfocó en la cronología de la Sociedad, hablando desdeñosamente de toda evidencia contraria, y exaltando la exactitud del sistema de fechas de la organización. 1914 era sólo uno de los rasgos de tal sistema, y la Watch Tower argüía insistentemente que todas las fechas (y las alegaciones acompañantes acerca de éstas) eran correctas, el producto de la guía divina; por lo tanto no había necesidad alguna de dudar de ninguna de ellas. En la Watch Tower del 15 de mayo de 1922 encontramos lo siguiente:

CRONOLOGIA

No TENEMOS ninguna duda con relación a la cronología referente a las fechas 1874, 1914, 1918, Y 1925. Algunos alegan haber encontrado nueva luz en conexión al período de los “setenta años de desolación” y el cautiverio de Israel en Babilonia, y están celosamente buscando convencer a otros de que el hermano Russell estaba errado.

 

Justificación e intimidación 209

El apóstol Santiago nos asegura que “si a cualquiera de vosotros le falta sabiduría, pídasela a Dios, el cual da con largueza a todos, y no zahiere; y le será dada”. Nosotros creemos en esa promesa y diariamente pedimos por sabiduría celestial y gracia para ser guiados en rectitud. Nosotros también creemos que las oraciones de los santos ascienden diariamente al trono de la gracia celestial en solicitud de guía divina con relación a 1o que ha de aparecer en la W A TCH TOWER, y nosotros apreciamos grandemente tal hecho.

A los lectores se les amonestó que no se dejaran influir fácilmente a favor de la evidencia proveniente de la historia seglar que contra­decía la cronología de la Sociedad. Nótese la oración concluyente de este párrafo:

Algunas de sus más ilustres “autoridades” se hallan a veces in­dignas de confianza; como por ejemplo, Josefo y Ptolomeo. Estos hombres vivieron durante los primeros dos siglos después de Cristo. Tuvieron dificultad en compilar su información; pues no les estaba accesible la información completa. Sin duda ellos hicieron 1o que mejor pudieron dentro de las circunstancias. Ellos se consideran como entre 1o mejor que la historia seglar ha producido. De ellos y de otros, ciertas fechas han sido generalmente aceptadas por los historiadores; pero el hecho de que son generalmente aceptadas no garantiza exactitud absoluta. Sin embargo. con la idea de hacer una impresión en los lectores por medio del peso de su propia sabiduría, estas conclusiones se expresan a menudo en un lenguaje positivo, y el estudiante se ve inclinado a aceptarlas a primera vista sin ninguna investigación adicional.

Compárese esa última oración con la clase de lenguaje, que de allí en adelante, la Watch Tower usa al urgir aceptación de su sistema de fechas:

ESTAMPADO CON EL SELLO DE LA APROBACION DE DIOS

Fue a base de esta manera de computación que las fechas 1874, 1914. v 1918 se localizaron: y el Señor ha puesto su sello de aprobación sobre 1914 y 1918 más allá de toda posible corrección. ¿Qué más evidencia necesitamos?

Utilizando la misma línea de medir, se empieza con la entrada de los hijos de Israel a Canaán, y se cuentan 70 ciclos completos de 50 años cada uno, como se indica claramente por haber Jehová mandado a los judíos a Babilonia por 70 años completos, es un asunto sencillo

 

210 CRISIS DE CONCIENCIA

localizar 1925, probablemente el otoño, para el comienzo del jubileo antitípico. No puede haber más duda en cuanto al 1925 que hubo en cuanto al 1914. El hecho de que algunas de las cosas esperadas para 1914 no se materializaron no altera la cronología en lo más mínimo. Tomando nota de lo prominentemente señalada que está esta fecha, es muy fácil para una mente finita concluir que todo el trabajo que había de hacerse se concentrara alrededor de esta fecha, y así muchos se inclinaron a anticipar más de lo que se había predicho. Así sucedió en 1844, en 1874, en 1878 como también en 1914 y 1918. Mirando atrás vemos fácilmente que esas fechas estaban claramente indicadas en las Escrituras y sin duda alguna fue ésta la intención del Señor para animar a su pueblo, como en efecto resultó, como también para servir como un medio para probar y cerner, una vez que todo lo esperado no ocurrió. El que no tendrá lugar todo lo que algunos esperan ver en 1925 no alterará la fecha en lo mínimo como tampoco lo alteró en los otros casos.

Una vez más las expectativas no cumplidas que resultaron de profecías anteriores basadas en su cronología se acreditan a la cuenta del Señor, como si fueran de su hechura, “sin duda alguna fue ésta la intención del Señor para animar a su pueblo.” Nada de extraño se nota en este concepto que representa a Dios y a Cristo como valiéndose de lo falso para animar a sus siervos. Sin embargo leemos en las Escrituras que “Dios es luz y no hay oscuridad alguna en unión con é1.”3 La idea de que Dios o su Hijo emplean el error para guiar a los cristianos es ajena a las Escrituras. Es claramente un atentado para poner a la defensiva a aquel que suscita preguntas, y presentarlo en el papel de murmurador contra Dios.

Se puso gran énfasis en la alegación de que el cambiar la cronología presentada, aunque fuera en un año, sería desastroso, “destruiría el sistema entero de cronología” promovido por la Sociedad.4 La realidad es que la mayor parte de las fechas empleadas para el período antes de la era común se han cambiado sus­tancialmente por la Sociedad misma en tiempos más recientes.

Ningún calificativo pareció demasiado exagerado y ninguna alegación demasiada extravagante para que se empleara al insistir en lo correcto de lo que entonces se llamaba “la cronología de la verdad actua1.” Considere estas afirmaciones hechas en la Watch Tower del

­

3 1 Juan 1:5.

 

4 La Watch Tower del 15 de junio del 1922, p. 187.

 

 

Justificación e intimidación 211

15 de junio de 1922, a la vez reteniendo en la mente qué gran parte de todo ello se ha rechazado desde entonces:

PRUEBA ADICIONAL DE LA CRONOLOGIA

DE LA VERDAD ACTUAL

Existe una bien conocida ley de matemática que se llama “la ley de probabilidades.” Son frecuentes las aplicaciones de esta ley a la vida cotidiana con el fin de decidir cuestiones dudosas. En una familia con hijos, si se cometiera un tipo distintivo de maldad, las probabilidades son — de hecho, la certeza es-que se cometió por un hijo en particular, y que los demás seguramente no 1o cometieron. Si cierto daño peculiar se hiciera de noche a una casa en particular, entonces es la ley de probabilidades que puede haber sido por puro accidente; si se hiciera a dos casas de la misma manera entonces es probable que no fue por accidente, sino a propósito por cierta persona; empero si se hiciera a tres casas o más de la misma manera, entonces pasa más allá de la posibilidad de ser accidental y llega a la certeza de haberse efectuado a propósito.

La cronología de la verdad actual podría ser una mera coincidencia si no fuera por las repeticiones en dos grandes ciclos de 1845 y 2520 años, hecho que 1o saca del dominio de la casualidad y 1o introduce al de la certeza. Si sólo hubiese una o dos fechas correspondientes en estos ciclos, posiblemente serían coincidencias, pero cuando la concordancia entre fechas y eventos viene por docenas, de ninguna manera es mera casualidad, más bien es el designio o plan del único Ser personal capaz de tal plan-Jehová mismo; y la cronología en sí tiene que estar correcta.

En los pasadizos de la Gran Pirámide de Giza la concordancia con la cronología de la verdad actual entre una o dos medidas pudiera ser accidental, pero la concordancia de docenas de medidas prueba que el mismo Dios diseñó la pirámide y el plan-y al mismo tiempo prueba 1o correcto de la cronología.

La concordancia de la cronología con algunas medidas del Tabernáculo yel Templo de Ezequiel sella aún más la cronología como correcta.

Es sobre la base de éstas y muchas otras correspondencias-de acuerdo con las sólidas leyes conocidas a la ciencia-que afirmamos esto. Por las Escrituras, científicamente, e históricamente, la cronología de la verdad actual es correcta más allá de toda duda. Su exactitud ha sido abundantemente confirmada por las fechas y eventos del 1874, 1914 y 1918. La cronología de la verdad actual es base segura sobre la cual el hijo consagrado de Dios puede procurar investigarlas cosas porvenir.-l Pedro 1:11,12; Juan 16:13.

 

212 CRISIS DE CONCIENCIA

La cronología permaneció “firme como una roca, basada en la Palabra de Dios,” expresó el artículo, enfatizando que el creer en ella era “asunto de fe en Jehová y en su Palabra inspirada.”5 Se insistió en la naturaleza “divina” de la ahora casi totalmente rechazada cronología, y esto no sólo por algunos elementos o porciones de ella, sino por el todo, “absolutamente”. Llevaba ésta el “sello de aprobación del Dios Todopoderoso.” Así, en la Watch Tower del 15 de julio del 1922 bajo el encabezamiento “El cable fuerte de cronología” se dijo:

La cronología de la verdad actual es, para comenzar, una cadena de fechas, como otras cronologías. Esto es, de cada fecha se sabe cuántos años la separan de la precedente y de la que le sigue, cada paso siendo probado por la evidencia más confiable en existencia. Pero si esto fuera toda la prueba de 1o fidedigno de la cronología, no se podría alegar con veracidad que fuera más digna de confianza que las cronologías seglares. Hasta ahora, es solo una cadena, y no más fuerte que su eslabón más débil.

Existen, sin embargo, relaciones bien establecidas entre las fechas de la cronología de la verdad actual. Estas conexiones internas de las fechas le imparten a la cronología una mayor fuerza que la que encontramos en las otras cronologías. Algunas de éstas conexiones son de carácter tan extraordinario que indican claramente que esta cronología no es de hombre, sino de Dios. Siendo de origen divino y divinamente corroborada, la cronología de la verdad actual es una clase aparte, absoluta e indiscutiblemente correcta.

______________________________________

INCONTESTABLEMENTE ESTABLECIDA

Cuando una fecha se señala por varias líneas de evidencia, queda firmemente establecida. La ley científica de probabilidades le imparte a los hilos del cable de la cronología una fuerza unida que es mucho mayor que la suma de las líneas individuales de evidencia. Esta es una ley en la cual se depende implícitamente en asuntos de importancia: o sea, que cuando se señala una cosa de una sola manera puede que sea por la casualidad; si se le señala de dos maneras, es casi seguro que es cosa cierta; si por más de dos maneras es casi imposible que sea por casualidad, o que no sea verdad; y el añadir nuevas pruebas la remueve enteramente del campo de la casualidad al de la certidumbre probada.

5 La Watch Tower. 15 de junio del 1922. p. 187.

 

Justificación e intimidación 213

Este principio se aplica a diario en asuntos de mayor peso en las cortes de ley. El testimonio de un solo testigo puede considerarse dudoso, pero el de dos ó tres testigos basta para establecer incontestablemente la verdad. “Por boca de dos o de tres testigos se decidirá todo asunto.”-2 Corintios 13:1.

En la cronología de la verdad actual hay tantas relaciones internas entre las fechas que no es una mera hilera de fechas, ni una cadena, sino un cable de hebras inextricablemente unidas-un sistema unificado divinamente, con la mayoría de las fechas teniendo relaciones tan notables con las otras que el sello de origen no humano queda puesto sobre ellas.

PRUEBA DE ORIGEN DIVINO

Se demostrará claramente que la cronología de la verdad actual despliega evidencia indisputable de la presciencia divina de las fechas principales, y que esto es a su vez prueba de origen divino, y que el sistema no es de invención humana, sino un descubrimiento de verdad divina.

La prueba reside en las muchas relaciones internas conectantes entre las fechas. Sin estas relaciones la cronología no sería diferente de los sistemas seglares, pero con ellas creemos que ésta lleva el sello de la aprobación del Dios Todopoderoso.

Se dependía fuertemente en “paralelismos” como evidencia del origen divino del sistema de fechas propuesto, períodos paralelos de 1,845 y 2,520 años fueron aplicados a un número considerable de fechas y eventos históricos. De tal sistema de utilizar paralelismos el artículo en este número de la Watch Tower declaró:

Paralelismos de esta naturaleza son prueba del origen divino de la cronología de la verdad actual, porque muestran presciencia. En el caso citado, la división entre Israel y la cristiandad, separadas por 2520 años, es evidencia de que cuando la primera división fue permitida, la última era preconocida. Esto es verdad por la relación entre los dos eventos, tanto en relación con el tiempo como con la naturaleza de éstos.

Cuando se halla que existe una serie o sistema de fechas paralelas, compuesto de pares de fechas separadas por 2520 años, la presciencia se hace obvia. Sería absurdo alegar Que la relación descubierta no fue el resultado del arreglo divino. Sólo Dios tiene tal presciencia, y esto prueba que él controla los tiempos y eventos de manera que éstos están entretejidos en un todo bello y armonioso demasiado

 

214 CRISIS DE CONCIENCIA

sublime para ser el resultado de la casualidad o de la inventiva humana.

A pesar de que el sistema del uso de paralelismos se describió como obviamente el producto de la presciencia divina, al grado de que negar su exactitud e importancia hubiese sido “absurdo,” este sistema fue luego descartado por completo por la organización.

Todo este material, dedicado a atacar cualquier tendencia a poner en tela de juicio las profecías en cuanto a fechas que formaban parte tan vital en la estructura doctrinal de la organización, parece haber tenido la meta de preparar a los lectores de la Watch Tower para un evento cercano. Aparentemente el propósito era crear cierto espíritu y actitud antes de la convención ese año en Cedar Point, Ohio. Esa convención del 1922, a menudo referida como un evento tras­cendental en la historia de la organización, tuvo como su discurso principal una discusión que edificó sobre el fundamento establecido anteriormente en artículos de la Watch Tower. Hoy día la organización cita porciones de ese discurso para apoyar la fecha de 1914, suprimiendo el hecho de que el 1799 y el 1874 figuraban con igual importancia en el argumento presentado, y en la conclusión a la cual se esperaba que llegara el auditorio. Esto lo vemos en las siguientes porciones publicadas ello de noviembre de 1922 en la Watch Tower.

La profecía bíblica muestra que el Señor estaba destinado a aparecer por segunda vez en el año 1874. El cumplimiento de profecía muestra fuera de toda duda que él sí apareció en 1874. Profecía cumplida es de otro modo llamada datos físicos; y estos datos son indisputables.

Jesús mismo declaró que al tiempo de su presencia él conduciría una cosecha de su pueblo, durante la cual él recogería a si mismo los que eran verdaderos y leales. Durante algunos años esta obra ha estado en operación y se aproxima a su terminación. El declaró que durante su presencia él tendría una persona que ocupara el puesto de un siervo fiel y sabio, por medio de quien el Señor serviría a su pueblo alimento a su debido tiempo.

DIA DE PREPARACION

¿Por qué ha venido el Rey? Para establecer su reino y reinar como Rey. Pero antes de comenzar su reino tuvo una obra que efectuar, y ésa es una obra preparatoria. Ya que los miembros de su cuerpo han

 

 

Justificación e intimidación 215

de estar asociados con él en su reinado, éstos tienen que ser recogidos y preparados antes del comienzo del reinado. Los tiempos de los gentiles bajo la supervisión del dios de este mundo terminaron ello de agosto de 1914. No habría sido consistente de parte del Señor, el Rey de gloria, asumir su gran poder y reino antes de esa fecha. (Ezequiel 21:27) Puesto que él ha estado presente desde 1874, se sigue, de acuerdo con los hechos como los vemos ahora, que el período desde 1874 hasta 1914 es el día de la preparación. Esto de ningún modo milita contra el pensamiento de que “el tiempo del fin” cuenta desde 1799 hasta 1914. El período desde 1799 hasta 1874 no podía llamarse el día de la preparación, sino un día de luz aumentante. No es razonable pensar que el Rey haya comenzado a hacer preparativos antes de estar presente.

Por seis mil años Dios se ha estado preparando para este reino. Por mil novecientos años él ha estado recogiendo la clase del reino de entre los hombres. Desde el 1874 el Rey de gloria ha estado presente; y durante ese tiempo él ha dirigido la cosecha y ha recogido a sí la clase del templo. Desde el 1914 el Rey de gloria ha tomado su poder y reina. El ha limpiado los labios de los de la clase del templo y los ha enviado con el mensaje. La importancia del mensaje del templo no puede ser enfatizada demasiado. Es el mensaje de todos los mensajes. Es el mensaje de la hora. Les incumbe a aquellos que son del Señor proclamado. El reino de los cielos se ha acercado; el Rey reina; el imperio de Satanás está cayendo; millones que ahora viven no morirán jamás.

¿Lo cree usted? ¿Cree usted que el Rey de gloria está presente, y lo ha estado desde 1874? ¿Cree usted que desde entonces él ha dirigido el trabajo de la cosecha? ¿ Cree usted que durante ese tiempo él ha tenido un siervo fiel y sabio a través de quien él dirigió su trabajo y el dispensar alimento a la casa de la fe? ¿Cree usted que el Señor está ahora en su templo, juzgando las naciones de la tierra? ¿Cree usted que el Rey de gloria ha comenzado su reinado?

Entonces ¡vuelvan al campo, oh hijos del Dios altísimo! ¡Cíñanse la armadura! Sean sobrios, estén vigilantes, sean activos, sean valerosos. Sean fieles y verdaderos ‘testigos para el Señor. Vayan adelante en la lucha hasta que cada vestigio de Babilonia yazca desolado. Proclamen el mensaje por todas partes. El mundo tiene que saber que Jehová es Dios y que Jesucristo es Rey de reyes y Señor de señores. Este es el día de todos los días. ¡Miren, que el Rey reina! Ustedes son sus agentes de publicidad. Así que, anuncien, anuncien, anuncien el Rey y su reino.

 

216 CRISIS DE CONCIENCIA

A pesar del llamado vehemente a lealtad a las enseñanzas y la cronología del Pastor Russell, el “siervo fiel y sabio,” este discurso es notable porque revela las primeras señales de un gradual alejarse de estas mismísimas enseñanzas. En el libro El tiempo se ha acercado, Russell había enseñado que el “1878, siendo el paralelo de la toma [de parte de Cristo] de poder y autoridad en el tipo, claramente marcaba el tiempo de la verdadera toma de poder como Rey de reyes, por nuestro Señor invisible, espiritual y presente-el tiempo de tomar para sí su gran poder para reinar.” Por medio del discurso de Rutherford en Cedar Point estos hechos — hechos invisibles– se movieron del 1878 al 1914, una fecha que había probado estar vacía de todas las cosas predichas y esperadas. Fue el principio de lo que llegaría a ser una transferencia casi total de los eventos asignados al período pre-1914, trasladándonos al mismo 1914 y a fechas subsiguientes.

En armonía con el folleto Millo es que ahora viven no morirán jamás, la organización enseñaba ahora que el ciclo del Jubileo (que de acuerdo a la ley de Dios dada a Moisés, consistía en períodos consecutivos de cincuenta años! con el quincuagésimo como el Jubileo) señalaba al 1925 como el comienzo de la manifestación cabal del reinado de Cristo y la vuelta de los profetas. El rasgo distintivo de este año sería el retorno a la Tierra de los profetas de antaño. En el 1924 la organización publicó un folleto diseñado para usarse con la juventud y titulado El camino al paraíso. Note, en las I páginas 224 a 227 del folleto, cuan confiadamente se ofrecieron a estas mentes jóvenes esas predicciones, incluyendo una descripción de la Jerusalén terrenal como la capital mundial de la humanidad restaurada:

El camino al paraíso

El año legal judío comienza en el otoño, en lo que para nosotros es el primero de octubre. El año 1926 comenzaría, por lo tanto, cerca del primero de octubre de 1925. Sería razonable esperar ver el comienzo de la restauración del favor de Dios al pueblo judío, como parte del mundo. un poco después de esa fecha. Muchos judíos ya están contemplando con añoranza su antigua madre patria, Palestina. El tiempo límite que Dios le había asignado a las naciones gentiles expiró en 1914, como ya hemos visto. Por tanto, ya que la nación judía. como nación, perdió el favor de Dios cuando crucificaron a

 

…..

Justificación e intimidación 217

Jesús, y las naciones gentiles ya no son reconocidas por Dios como naciones, Cristo comenzará pronto a bregar con el mundo como individuos, empezando, por medio de los fieles del pasado, con el judío primero. Debemos esperar, por 1o tanto, ver poco después del 1925 el despertar de Abel, Enoc, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, Melquisedec, Job, Moisés, Samuel, David, Isaac, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Juan el Bautista, y otros mencionados en el capítulo once de Hebreos.

Estos formarán un núcleo del nuevo reino sobre la Tierra. Una de las primeras cosas necesarias será el poner a Jerusalén en condición para ser la capital del mundo. Esto hará necesario una gran cantidad de trabajo, pero habrá muchos obreros voluntarios Las noticias actuales nos informan que la atención ya se concentra sobre Palestina, y que miles de judíos se esfuerzan por volver allí. Bastante trabajo se ha hecho ya en construir mejores caminos y en cultivar los campos. Sin embargo, no debemos esperar ver mucho trabajo sistemático en progreso hasta que estos “príncipes” hayan sido despertado s y colo­cados en sus puestos.

La capital de cada país deberá estar en comunicación rápida y directa con todas las partes de su territorio. Si Jerusalén va a ser la capital del mundo, deberá ser capaz de estar en rápido contacto con toda localidad. El Reino de Cristo va a deshacer en mil años todo el mal acumulado en los últimos seis mil años. Métodos antiguos no bastarán. Vemos ya grandes cambios que están teniendo lugar. Ahora la telegrafía inalámbrica y el radio pueden llevar mensajes a la otra mitad del globo; y para el tiempo en que se traiga a los prín­cipes estas invenciones habrán sido perfeccionadas para alcanzar alrededor del mundo.

Por el mundo entero, todos estarán en “un solo cuarto,” por decido así. El cuarto será un poco más grande que aquel en que estamos acostumbrados a reunimos; pero, ¿y qué? Ahora cuando leemos Isaac 2:3 y Zacarías 14:16,17 vemos cuan fácil será para las gentes “subir a Jerusalén.” Los príncipes pueden fácilmente radio ­trasmitir sus instrucciones a cualquier parte del mundo. Imagínese al Príncipe Abraham teniendo algunas instrucciones que dar, llamando “¡Atención!”; y a todas las gentes en todo el mundo escuchando, y oyendo cada palabra pronunciada, tan fácilmente como si él estuviera dirigiéndolas desde la plataforma en un salón público!

Claro, si alguno deseara visitar Jerusalén y personalmente entrevistarse con los príncipes, o si los príncipes desearan hacer una inspección personal de alguna obra pública, aeroplanos pronto se perfeccionarán de manera que será cuestión de sólo unas horas de vuelo desde cualquier punto hasta Jerusalén, o de Jerusalén a

 

218 CRISIS DE CONCIENCIA

cualquier punto en la Tierra. Verdaderamente éste será un nuevo mundo hecho glorioso en todo aspecto.-Zacarías 14:20, 21; Revelación 21; Salmos 72 y 145.

Estos hombres fieles de la antigüedad también poseerán el poder para usar la “vara de hierro,” si resultara necesario, para bregar con los voluntariosos y los desobedientes. Todos tendrán que aprender que la injusticia no se permitirá. La justicia es la ley fundamental del nuevo reino.-Salmo 37:9, 10, 2, 38.

Sin duda muchos de los niños Que lean este libro vivirán para ver a Abraham, Isaac, Jacob, José, Daniel y todos esos otros fieles de la antigüedad, venir en la gloria de su “mejor resurrección,” perfectos en mente y cuerpo. No tardará mucho para que Cristo los nombre a sus puestos de honor y autoridad como sus representantes terrestres. El mundo y todas las presentes comodidades les parecerán extraños al principio, pero pronto se acostumbrarán a los nuevos modos. Al principio quizás tengan algunas experiencias jocosas; pues ellos ¡nunca vieron teléfonos, radios, automóviles, alumbrado eléctrico, aeroplanos, máquinas de vapor y muchas otras cosas que nos son familiares.

¡Qué privilegio es estar viviendo ahora y ver el fin de lo viejo y el comenzar de lo nuevo! De todos los tiempos en la historia del mundo éste es el más maravilloso.

Está por demás decir que los niños a quienes esta publicación se dirigió son ahora mujeres y hombres de edad, al menos de 70 años o más.

La Sociedad Watch Tower ocasionalmente emplea el lema atrayente “Millones que ahora viven no morirán jamás” y llama atención al hecho de que la membresía de Testigos ahora pasa de unos millones, sin embargo, ellos encubren una obvia tergiversación. La pretensión de que “Millones que ahora viven no morirán jamás” no se hizo a personas que viven hacia el final del siglo veinte. Se hizo a personas que vivían en los años 1918 al 1925. Sólo una pequeña fracción de los más de cuatro millones de Testigos de Jehová estaban vivos entonces. Sólo si hoy hubiese más de dos millones de Testigos cuya edad pasara de 70 años, podría pretenderse que de alguna manera la predicción se verificó.

El 1925, el año en el cual se basó tanto la predicción como el lema, resultó totalmente vacío de todas las cosas predichas, mera paja, fantasía profética.

 

Justificación e intimidación 219

No obstante, se suponía que todo el material que aparecía en la Watch Tower y otras publicaciones fuera “alimento al debido tiempo,” suministrado por Dios a través de su canal de comunicación, un canal que afirmaba que tenía la aprobación especial y dirección de Cristo Jesús como el Rey ahora reinante. Como ellos mismos declaran, hablaron tal como “profeta genuino” de Dios.

El pasar del 1925 y el fracaso de estas últimas predicciones, sin embargo, demostró que los pronosticadores no habían actuado como un “esclavo fiel y discreto.” No se habían adherido fiel ni humilde­mente a la Palabra inspirada de Dios, la única cosa que merece el término calificativo de “indisputable,” “absoluta e indiscutiblemente correcta,” “establecida fuera de toda duda.” Tampoco habían sido discretos durante todos los años que publicaron pretensiones tan dogmáticas a través de toda la Tierra, tal indiscreción en efecto se admitió cuando el Juez Rutherford reconoció que él se había hecho aparecer como un “asno.”

El lenguaje intimidante usado por el proclamado “canal” de Dios, la Sociedad Watch Tower, las insinuaciones de ambición, orgullo, y deslealtad a Cristo que éste dirigió a cualquiera que no quisiera tomar el mismo curso de presunción, indudablemente influyeron en la mayoría para que siguieran “al líder” mientras él admitidamente hacía declaraciones de tipo asnal. Muchos, sin embargo, encontraron que no podían seguir respaldando un curso tan irresponsable y la organización sufrió una pérdida mayor de adherentes después del 1925.6

¿Cómo presentan la situación del 1925 las publicaciones recientes de la organización? El anuario de los testigos de Jehová para 1975 atribuyó el problema, no a la organización quien fue la que publicó la información, sino a “los hermanos” que la leyeron. En la página 146, el Anuario dice:

El año de 1925 vino y pasó. Los seguidores ungidos de Jesús todavía estaban en la Tierra como clase. Los hombres fieles de la antigüedad -Abrahán, David y otros- no habían sido resucitados para llegar a ser príncipes en la Tierra. (Sal. 45: 16) Por eso, según recuerda Anna MacDonald: “1925 fue un año de tristeza para muchos hermanos. Algunos de ellos tropezaron; sus esperanzas fueron destrozadas. . Habían espe­rado ver a algunos de los ‘beneméritos de la antigüedad’ [hombres de la antigüedad como Abrahán] resucitados. En vez de considerar aquello una ‘probabilidad,’ quisieron entender que era una ‘certeza,’ y algunos hicieron preparaciones para sus propios amados, pues esperaban la resurrección de éstos.

6 Entre éstos estuvo Alvin Franz, hermano de mi padre y el más joven de los cuatro hermanos Franz.

 

220 CRISIS DE CONCIENCIA

¿Muestra un repaso de las declaraciones publicadas en la Watch Tower, como las hemos visto en las páginas anteriores, que se podría justificar de alguna manera esta transferencia de responsabilidad a los “hermanos” por haber desarrollado grandes esperanzas y luego ver estas esperanzas destrozadas?

El Anuario para el 1980 (publicado el mismo año que el presidente Franz recontaba a la familia Betel los comentarios hechos en privado por el Juez Rutherford) presentó un punto de vista similar sobre el asunto.

En la página 62, se nos relata la visita del Juez Rutherford a Suiza en mayo del 1926 para asistir a una convención y para participar en una sesión de preguntas y respuestas. En esta sesión el siguiente intercambio tomó lugar, la respuesta procediendo del Juez Rutherford:

“Pregunta: ¿Han regresado los hombres fieles de la antigüedad?

“Respuesta: Ciertamente no han regresado. Nadie los ha visto, y sería insensato hacer tal anuncio. En el libro ‘Millones’ se declaró que sería razonable esperar que regresaran poco después de 1925, pero esto fue simple­mente una opinión expresada.”

Todo el mundo tiene el derecho de expresar opiniones. Pero hombres que alegan ser voceros de Dios en la Tierra ciertamente no tienen el derecho de expresar meras opiniones al mismo tiempo que alegan que lo que dicen está respaldado por la Palabra de Dios y debe ser aceptado como tal. Hemos visto ya que en el folleto Millones que ahora viven no morirán jamás, el mismo Rutherford había dicho que “podemos confiadamente esperar que 1925 marcará el regreso de Abrahán, Isaac, Jacob y los fieles profetas de antaño.” En la Watch Tower se había declarado que “No puede haber más duda en cuanto al 1925 que hubo en cuanto al 1914.”

Cuando declaraciones se esparcen alrededor del globo como el mensaje de Dios para la humanidad, como “alimento espiritual al debido tiempo,” éstos que están publicándolas ciertamente no son ni “fieles” ni “discretos” si irresponsablemente expresan opiniones falaces, luego arguyen tenazmente por ellas, y menosprecian a cualquiera que disienta, o, peor aún, hasta arrojan duda sobre la misma lealtad y humildad de tal persona ante Dios.

 

 

Justificación e intimidación 221

En el 1930, la casa llamada Beth-Sarim se construyó por la organización en San Diego, California. De esto, el libro El nuevo mundo, escrito por Fred Franz, en las páginas 106, 107, declara:

Ahora el Señor Jesús ha venido al templo para juicio, y el resto de los miembros de “su cuerpo” que aun se encuentra en la tierra ha sido juntado a la condición del templo que es una de perfecta unidad con él (Malaquías 3: 1-3), y por esta razón es de esperarse que estos fieles .hombres de la antigüedad vengan de la tumba de un momento a otro. Las escrituras dan fundada razón para creer que esto ocurrirá poco antes de que comience el Armagedón.

En esperada este acontecimiento, en San Diego, California, (E.U. de A_) se construyó una casa en el año de 1930, y se le dio el nombre de “Beth:..Sarim”, que significa “Casa de 1os prín­cipes”.. Los enemigos religiosos han dado mucha publicidad maliciosa a este hecho. Actualmente el título de propiedad de esta casa está en fidei­comiso para que la ocupen los príncipes cuando regresen: Los más recientes hechos indican que los religiosos de este mundo condenado crujen los dientes a causa del testimonio al nuevo mun­do que da esa “Casa de los Príncipes”. Para esos religiosos y sus aliados no es motivo de placer el regreso de esos fieles hombres de tiempos antiguos para gobernar ejecutando jui­cio. 7

Como se mostró en un capítulo anterior, fue en 1941, sólo dieciséis años después del 1925, en una convención en St. Louis, Missouri, que el cabeza de la organización, el presidente Rutherford, nuevamente aseguró a los jovencitos que muy pronto los hombres

7 Unos pocos años después .de la publicación de este libro (1942), la casa se vendió. En una asamblea grande de los Testigos de Jehová convocada en 1950 en el Estadio yankee, en la ciudad de Nueva York, Fred Franz presentó un discurso donde el predicho regreso de los “príncipes” antes del Armagedón se abandonó, reemplazado con la idea de que los hombres nombrados por la Sociedad en las congregaciones ya llenaban tal papel principesco.

 

222 CRISIS DE CONCIENCIA

y mujeres fieles de tiempos bíblicos retornarían. Ellos guiarían a estos jovencitos en su selección de cónyuges, 1o que hacía aconsejable que pospusieran los planes de matrimonio hasta ese tiempo. Al describir el evento, The Watch Tower (La Atalaya) hizo el comentario sobre el libro Hijos, presentado entonces, de que era “el instrumento provisto por el Señor para servicio más efectivo en los meses que quedan antes del Armagedón.”

Aproximadamente trescientos meses después, en 1966, se promulg6 una nueva fecha: 1975.