‘A los pobres siempre los tenéis con vosotros’

Etiquetas

, , , , , , , ,

pobrezainfantilAunque según todos los estudios nuestro planeta tiene la potencialidad de cubrir las necesidades básicas de toda la población mundial, la triste realidad es que la pobreza sigue formando parte de la vida diaria de la mayoría de personas en el mundo.

Por ejemplo, no hace mucho tiempo, la ONG Intermón Oxfam presentó un informe en el que “denuncia que el aumento de la concentración de poder genera una riqueza extrema que perpetúa la desigualdad. Las conclusiones de dicho informe son simplemente devastadoras y ponen de manifiesto algo que ya sabíamos: la riqueza está extraordinariamente mal repartida en el mundo:

  • Casi la mitad de la riqueza mundial está en manos de sólo el 1 % de la población.
  • La riqueza del 1% de la población más rica del mundo asciende a 110 billones de dólares, una cifra 65 veces mayor que el total de la riqueza que posee la mitad más pobre de la población mundial.
  • La mitad más pobre de la población mundial (3.750 millones de personas) posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo.
  • El 1 % más rico de la población ha visto cómo se incrementaba su fortuna entre 1980 y 2012 en 24 de los 26 países de los que tienen datos.

Según otro informe, se indicaba que “en México, un país en el que cuatro de cada diez personas vive por debajo del umbral de la pobreza y ocho de cada 10 están en situación de carestía extrema, cobrar el salario mínimo (el 5% de los trabajadores) o entre uno y dos salarios mínimos (uno de cada tres) no es sinónimo de una vida digna en lo material. ‘Es dramático que el lugar en el que nazca una persona condicione tanto su futuro‘, se queja Enrique Cárdenas,  ex rector de la Universidad de las Américas-Puebla, México”.

Norman MailerAnte una situación así, no es de extrañar que Norman Mailer (1923-2007), escritor y periodista dijera:

Considero la pobreza como algo obsceno. Y creo que la teoría de que el mercado libre se encargará de todo es un absurdo y una obscenidad más. El llamado mercado libre de lo que se preocupa es de enriquecer a las corporaciones más poderosas. Creo que la última tendencia del mercado libre es que los pobres sean aún más pobres“.- Agustin Rodríguez Martín, La metamorfosis global, pág. 218, Editorial Seleer.

Reflexión ética

No, el mundo que hemos hecho entre todos no es el “mejor de los mundos posibles” como decía hace tiempo cierto filósofo ilustrado; de hecho podría ser mucho mejor, o por lo menos más habitable para la mayoría de todos nosotros. Pero parece que de poco sirven las diferentes y sesudas teorías económicas cuando lo que siempre prima es la avaricia en lugar de la solidaridad y la compasión. Como escribe la Adela Cortina:

Adela Cortina3Si no hay compasión, si los demás no nos importan ni forman parte de nuestro proyecto de vida feliz, las cosas no tienen arreglo. Aunque se promulgaran leyes espléndidas, no se cumplirían, porque no es el miedo al castigo lo que guarda la viña, como se echa de ver todos los días, sino la vivencia de la fraternidad”. – Adela Cortina, “La política sin ética es ilegítima“.

Y comentando sobre el llamado “problema” de la inmigración, Cortina escribe:

Lo que molesta, primero de los inmigrantes, y luego de los refugiados, no es que sean extranjeros, sino que sean pobres…  Observé que la xenofobia, el rechazo a los extranjeros, ocupaba el centro del discurso político, pero era evidente que no todos los extranjeros molestaban por igual. A los que llegaban cargados de petrodólares, por muy diferentes que fueran, se les ponía alfombra roja, igual que a los turistas… La aversión es hacia todos los pobres, incluidos los de la propia familia… El rechazo al pobre implica siempre una actitud de superioridad y suele incluir la culpabilización de la víctima”. – El País, 10 de mayo de 2017.

Con la mejor voluntad de ayudar en ese sentido, John Rawls (1921-2002), filósofo estadounidense y profesor de la universidad de Harvard, autor de la celebrada “Teoría de la justicia” y “El derecho como equidad“, escribe:

John Rawls

“Los recursos limitados de una sociedad deben ser distribuidos de forma que los menos favorecidos puedan vivir de una forma aceptable. No se trata simplemente de distribuir una serie de recursos limitados de una forma justa, sino que dicha distribución permita que la sociedad en su conjunto sea productiva y basada en la cooperación. Así, las desigualdades solamente pueden tener sentido una vez esas necesidades mínimas han sido cubiertas para todos, y solamente en tanto que funcionen a favor de la sociedad, especialmente de los más desfavorecidos”.- John Rawls,  A Theory of Justice, 1971.

Perspectiva cristiana

Gustavo Gutierrez2Gustavo Gutierrez (1928), teólogo peruano y uno de los principales representantes de la teología de la liberación, escribió:

La pobreza no es una fatalidad, la pobreza no es un destino, es una condición, no es una desgracia, es una injusticia… Ser cristiano es ser testigo de la resurrección de Jesús, y significa también superar la pobreza, que es muerte, algo inhumano, contrario a la voluntad de Dios. Si la pobreza es contraria a la voluntad de vida de Dios, luchar contra la pobreza es una forma de decirle sí al reino de Dios“. – Gustavo Gutierrez, para un libro en homenaje a Aloysius Pieris, Encounter with the Word.

No es extraño que sea ese su sentir, ya que llama mucho la atención observar cómo en las Escrituras es sobresaliente la consideración por los más pobres y desfavorecidos. Por ejemplo, esta es una porción que aparece en la misma Ley Mosaica:

Cuando estés juntando la cosecha y olvides un atado de grano en el campo, no regreses a buscarlo. Déjalo allí para los extranjeros, los huérfanos y las viudas. Entonces el Señor tu Dios te bendecirá en todo lo que hagas. Cuando sacudas los olivos para que caigan las aceitunas, no pases por las mismas ramas dos veces. Deja las aceitunas que quedan en el árbol para los extranjeros, los huérfanos y las viudas. Cuando coseches las uvas de tu viñedo, no repases las vides. Deja los racimos que quedan para los extranjeros, los huérfanos y las viudas. Recuerda que fuiste esclavo en la tierra de Egipto. Es por eso que te doy este mandato“. – Deuteronomio 24:19-22, NTV.

Como actitud perniciosa por parte de algunos, el profeta Isaías escribió:

Privan de sus derechos a los pobres, y no les hacen justicia a los oprimidos de mi pueblo; hacen de las viudas su presa y saquean a los huérfanos“.- Isaías 10:2, NVI.

También profetizando sobre cual sería la voluntad del Mesías, Isaías escribió:

El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobresMe ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros“. -Isaías 61:1-5, NVI.

Jesús de Nazaret sabía que “a los pobres siempre los tenéis con vosotros” (Marcos 14:7, RVR1977), pero también tuvo muy claro que éstos deberían ser causa de extrema preocupación por cualquiera que afirmara ser su seguidor:

Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme” (Mat.19:21, NVI). “Cuando des un banquete, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos” (Lucas 14:13, NVI).

La parábola del Buen Samaritano, como meollo del cristianismo, ilustra cuánto bien puede lograrse cuando se pone en primer lugar al ser humano.- Lucas 10:25-37.

Los primeros cristianos, como comunidad, siempre tenían en cuenta a los más pobres y desfavorecidos:

Había en Jope una discípula llamada Tabita (que traducido es Dorcas). Esta se esmeraba en hacer buenas obras y en ayudar a los pobres.- Hechos 9:36, NVI.

Ya que Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una colecta para los hermanos pobres de Jerusalén.- Rom. 15:26, NVI.

Solo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, y eso es precisamente lo que he venido haciendo con esmero.- Pablo de Tarso, Gálatas 2:10, NVI.

Reconoce debidamente a las viudas que de veras están desamparadas“.- 1 Tim. 5:3, NVI.

“La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo”.- Santiago 1:27, NVI.

Desde una perspectiva cristiana, no hay que llamarse a engaño: El reino de Dios hay que hacerlo también ahora teniendo en cuenta a los más desfavorecidos, porque si no es así nuestro cristianismo es profundamente débil, incluso falso. Jesús de Nazaret no solo predicó y profetizó la venida futura del reino de Dios como bendición para toda la humanidad:

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, proclamando el evangelio del reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia” (Mat. 9:35, LBLA). Y Pedro dice que “para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas con sumo cuidado y atención“. – 1 Ped. 2:21, TNM.

Todos vivimos en el mismo planeta, nuestro único hogar terrestre, y es nuestra obligación moral ayudarnos los unos a los otros. Como dice Gustavo Gutierrez,

Hoy –y este hoy lleva ya un buen tiempo– la inhumanidad e injusticia de la pobreza, la ignorancia de sus causas y la percepción de su complejidad, extensión y hondura, tengamos o no una experiencia directa de ella, no puede ser disculpada. Es un conocimiento que se constituye en pauta importante para apreciar la calidad –y la eficacia– humana y cristiana de la solidaridad con el pobre”.

Esteban López